Exhibition image

Unas palabras sobre la historia del coleccionismo y la exposición de cosas por Anna Ochmann

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Y sólo los ratones y yo vemos todo esto! – unas palabras sobre la historia del coleccionismo y la exposición de cosas

Anna Ochmann

Cuando me gradué en la Academia de Bellas Artes en 1999, mi diploma era un proyecto para una exposición «Imágenes del cielo». Era una invitación a deambular por un mundo un tanto misterioso regido por leyes eternas, espacios cósmicos y un cielo infinito. Era una invitación a construir una experiencia subjetiva a partir de la luz, de los colores, del movimiento… también del silencio. Más de 20 años después me alegra volver a mi pasión por el diseño de exposiciones participando en el proyecto VX Designers.

La idea de exponer, es decir, de coleccionar y presentar objetos, tanto obras de arte como objetos del mundo de la ciencia o la tecnología, es casi tan antigua como la propia humanidad «civilizada». Sin embargo, al principio estas colecciones no tenían ningún significado cognitivo o educativo. Las obras de arte, los especímenes interesantes de la naturaleza o los demás objetos de interés se coleccionaban con diversos fines. Esta idea apareció en la antigüedad, pero la simbiosis total entre el coleccionismo para los museos y las instituciones de investigación científica apareció en la antigüedad tardía. Se denominó «mouseion». La Pinacoteca de la Acrópolis ateniense o el Museo de Alejandría eran ejemplos de «mouseion».

La historia trató a todos estos antiguos museos de forma brutal. Sus colecciones fueron saqueadas y arrasadas. La Europa cristiana no creó durante mucho tiempo instituciones que se correspondieran ideológicamente con el «mouseion». La idea de coleccionar y presentar diversos elementos de interés no volvió hasta el siglo XI. Esto se organizó en lo que era el centro de la vida de la época, es decir, en las catedrales medievales.

Cabe mencionar que, a tenor de los escasos conocimientos de que disponemos hoy en día, el antiguo «mouseion» era más bien una institución científica. Sólo un reducido grupo de, como diríamos hoy, «especialistas» tenía acceso a ellos. Pero la catedral estaba muy extendida, por lo que a la idea de coleccionar e investigar se añadió una función educativa. El Renacimiento, en cambio, trajo una idea y una función del coleccionismo completamente diferentes: aparecieron los coleccionistas privados. Las colecciones privadas ubicadas en palacios privados se convirtieron en el símbolo de la grandeza de una familia. Sin embargo, este momento podría definirse como el inicio de la exclusividad de las colecciones de arte, que alcanzó su apogeo en siglos posteriores.

Los objetos y adornos históricos que antes estaban en las iglesias empezaron a esconderse en las colecciones de los palacios. Su valor material comenzó a crecer, por lo que el acceso a ellos empezó a ser limitado. La magnífica colección de los zares rusos es un gran ejemplo de esta situación. La colección se encontraba en un pabellón especialmente construido en el Palacio de Invierno de San Petersburgo. Este palacio se llamaba… el Hermitage (del francés «ermitage» que significa lugar del ermitaño). Catalina II, la emperatriz de Rusia, describió los tesoros allí reunidos en una de sus cartas y terminó con orgullo: «¡Y sólo los ratones y yo vemos todo esto!».

 

Sin embargo, cuando Catalina II escribió esta significativa frase (fue en el siglo XVIII), había comenzado el lento proceso de abrir las colecciones privadas y ponerlas a disposición del gran público. Al mismo tiempo, en la segunda mitad del siglo XVIII, comenzaron a crearse los primeros grandes museos europeos, como el Museo Británico y la Galería de los Uffizi italiana. El resultado de la Revolución Francesa fue el surgimiento de un museo público basado en las colecciones de los reyes: el Louvre.

Al mismo tiempo, a finales del siglo XVII, comenzaron a organizarse diversas exposiciones temporales de obras de artistas en varias ciudades europeas. La más famosa era el salón parisino Académie des Beaux-Art, que se organizaba cada año desde 1769. La Institución Británica organizaba normalmente dos exposiciones temporales en Londres cada año desde 1805 hasta 1867. La Torre Eiffel se construyó especialmente para la Exposition Universelle de 1889.

La historia de las exposiciones mundiales se desarrolló de manera completamente diferente. El acontecimiento que marcó esta parte de la historia de las exposiciones fue la Gran Exposición de los Trabajos de la Industria de todas las Naciones. Se inauguró el 1 de mayo de 1851 en el Palacio de Cristal de Londres. Fue una muestra internacional y exhaustiva de la producción contemporánea, especialmente de la artesanía artística y de las posibilidades técnicas, que abrió una nueva era en la concepción de la exposición y de su papel.

«Saltando» a la actualidad en nuestra breve historia de las exposiciones, las tecnologías digitales permiten organizar exposiciones de una manera totalmente diferente, en un espacio virtual. Entre ellas se encuentran tanto las exposiciones organizadas para ver objetos en línea como la «visita» virtual a un museo o las exposiciones en línea de obras de arte digitales. La idea de las exposiciones interactivas y multimedia se está convirtiendo en una forma cada vez más común utilizada por los profesionales de los museos en su práctica. Y a veces los museos preparan actividades en línea para enriquecer y complementar sus colecciones físicas. Se han empezado a crear museos totalmente virtuales. Algunos ejemplos interesantes son: el Museo Internacional de la Mujer, el Museo Virtual de Canadá, el Museo Virtual de Arte Moderno de Nigeria o el Museo Sin Fronteras 

Los socios del proyecto VX Designer han aceptado el reto de utilizar las herramientas de exposición en la educación escolar. Pronto habrá más información en el sitio web del proyecto.

#VXdesigners

More to explorer

Patrimonio cultural y sociedad 5.0

Artículo de Anna Ochmann El concepto de sociedad 5.0 asume que se utilizará tecnología avanzada para resolver problemas cotidianos y promover una

El proyecto #VXdesigners está cofinanciado por el programa ERASMUS + de la Unión Europea y se implementará desde octubre de 2020 hasta septiembre de 2022. Este sitio web y el contenido del proyecto reflejan las opiniones de los autores, y la Comisión Europea no se hace responsable de ningún uso que pueda estar hecho de la información contenida en el mismo.(Código del proyecto: 2020-1-BE01-KA201-074989).